miércoles, 25 de abril de 2012

Hasta que lo encontré

El fin de semana pasado fui a una venta de garage sin querer y me encontré con esta valiosa reliquia,es un teléfono baquelita hecho en Bélgica de los años 50.Me lo lleve inmediatamente a mi casa,funciona a la perfección.Para mi lo antiguo es la nueva moda,queda mejor ;)